Problemas de erección – Causas

Problemas por nervios

Muchos hombres sufren problemas de erección causados por los nervios, y es que hoy en día vivimos bajo estrés constante y tanto la vida profesional como la vida personal nos exigen mucho, y a veces, incluso demasiado. Por esta razón es muy importante intentar relajarnos y tomarnos tiempo para nosotros, sea haciendo deporte, leyendo o haciendo otras actividades que nos hagan desconectar mentalmente del estrés y los problemas. La mayoría de los problemas de erección vienen causados por cuestiones de nervios y estrés, así que, por suerte, son problemas que tienen soluciones notables más o menos a corto plazo.

Y es que el cerebro tiene mucha influencia en que se den o no las erecciones y que sucedan de una manera u otra. El estrés ocurre en situaciones en las que tú crees que no puedes tener el control o te da miedo la situación en sí. En el caso del sexo podría suceder cuando tienes miedo de decepcionar a tu pareja y tú mismo te pones presión.

Estos factores entre otros son los que no ayudan al cerebro a relajarse y es, al fin y al cabo, éste, el que manda las órdenes al miembro viril para que funcione. Cuando el cerebro está en estado de estrés, empieza a producir sustancias como por ejemplo la adrenalina o el cortisol, que afectan directamente al sistema nervioso y a la presión arterial.

 

Problemas psicológicos

Los nervios son un factor muy importante en el hecho de que se den problemas de erección pero también hay otros factores, igual de relevantes, y de los que cabe hacer hincapié en este apartado. Hablamos de los problemas psicológicos como por ejemplo la ansiedad.

En concreto la ansiedad es un estado más avanzado del estrés, se puede categorizar como estado avanzado del estrés o mejor aún, es una de las causas que puede producir el estrés. Ésta se puede aparecer cuando suceden situaciones como:

 

  • Problemas familiares y laborales
  • Preocupación para el rendimiento sexual con la pareja
  • Insatisfacción y frustración sexual
  • Depresión
  • Problemas de autoestima
  • Problemas de comunicación con la pareja

 

Todos estos factores, junto a otros, pueden influir muy negativamente en las erecciones ya que la preocupación, los miedos, la ansiedad y sentimientos de insatisfacción y frustración no ayudan en absoluto al cerebro a relajarse.

Además, cabe mencionar que los jóvenes de entre 20 y 40 años son los que más sufren de éstos problemas, ya que son del segmento de la población masculina que más presión laboral, social y familiar reciben.